Noticias

cecs_frontis

 
El Centro de Estudios Científicos (CECs) es una corporación de derecho privado, sin fines de lucro, dedicada al desarrollo, fomento y difusión de la investigación científica. El CECs fue fundado en 1984 como el Centro de Estudios Científicos de Santiago, y ha sido dirigido desde entonces por el físico Claudio Bunster.

 


cook

mini
 
Expedición Antártica 2016 PDF Imprimir Correo electrónico

29 y 30 de Diciembre de 2016

 

El día amaneció con buenas condiciones lo que permitió confirmar el vuelo del IL76 que nos llevaría de vuelta a Punta Arenas. Almorzamos algo rápido y después de preparar todas nuestras cosas, dijimos adiós al Glaciar Unión a eso de las 19:00.

 

El viaje de vuelta tomó 4 horas y media. Aterrizamos sin novedad en Chabunco a medianoche. Esa noche dormimos en camas con sábanas por primera vez en 30 días, muy agradable. Al día siguiente debimos correr para tomar nuestro vuelo a Puerto Montt donde llegamos a eso de las 14:00. Luego nos trasladamos a Valdivia, finalizando así una nueva y exitosa campaña Antártica.

 

Quisiéramos agradecer a todos quienes nos siguieron diariamente en este blog, deseándoles una feliz Navidad y próspero Año Nuevo.

 

¡¡¡Será hasta una nueva expedición!!!

 


  

Miércoles 28 de Diciembre de 2016

 

El “pueblo” de Glaciar Unión está de fiesta. Las condiciones meteorológicas de hoy fueron muy agradables, hasta se jugó un partido de “baby football” entre una delegación China y equipo de ALE reforzado por nuestro Felipe, también se pronostican buenas condiciones para el vuelo del IL76 de mañana.

 

Estuvimos preparando nuestro equipo sólo falta ordenar nuestra estación móvil y prepáralo el invierno que viene, también asegurara y embalar las antenas de radar, la caja para testigos de hielo, accesorios y herramientas.

 

En la tarde tuvimos una reunión de trabajo con Tim, el encargado de UG para agradecerle todo el apoyo, darle nuestras opiniones sobre posibles mejorías y coordinar otras tareas relacionadas con nuestro módulo, para dejarlo bien preparado para 2017.

 

Finalmente, a eso de las 20:00 Andrés se comunicó con Rothera para saber de Alex y Nick del BAS, de quienes no sabíamos si habían regresado a Beamish o se mantenían en nuestro campo base. Afortunadamente, ayer habían salidos sin problemas al Rutford, con toda su carga distribuida en dos vuelos del “twin” del BAS.

 


  

Martes 27 de Diciembre de 2016

 

Hoy nos levantamos en el pueblo, en Union Glacier. Se trata de un campamento al más puro estilo Western pero en la Antártica, que mezcla más de 20 nacionalidades, que comen, trabajan y duermen en carpas en un radio de 500 m.

 

La gente que está acá se divide entre escaladores, trabajadores de la empresa ALE, aventureros en búsqueda de algún record y unos pocos científicos. Entre estos últimos hay un grupo del proyecto POLNET de EE.UU encabezado por Bob Smoley, un viejo conocido que está recuperando datos de una red muy grande de estaciones GPS y sismológicas. También hay 3 miembros de la expedición brasileña que viene de su base Criósfera 1, cerca de los Monte Thiels, y que es encabezada por Francisco Aquino, otro viejo amigo veterano de nuestra campaña al Polo Sur el año 2004. Entre nosotros aprovechamos de hablar de ciencia, nuestros proyectos y de lo que se nos viene.

 

despedida del BAS

 

Por nuestro lado, estuvimos preparando la carga para nuestra salida programada para el 29 de Diciembre, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan. Es muy temprano para pronósticos, pero parece que se ven bien las posibilidades de salir "on schedule". Recién estamos empezando a relajarnos después de una larga campaña.

 

Hemos descansado un poco y compartido con la jungla de personas que aquí pullula. En fin, estamos empezando a relajarnos después de una larga campaña.

 


  

Lunes 26 de Diciembre de 2016

 

Hoy amaneció nublado, frío, sin visibilidad, viento de 5 nudos, temperatura de -18ºC y completamente cubierto de nubosidad. Estas condiciones no eran adecuadas para que los aviones de ALE y el BAS nos extrajeran de nuestra estación móvil, por lo que deberemos esperar. No obstante había muchas cosas por hacer antes de partir; organizar nuestras cosas personales, preparar la carga que saldría con nosotros y la que quedaría en el convoy para más tarde, etc.

 

En la mañana separamos bien lo que llevaríamos con nosotros en el Twin Otter de ALE. Eran unos 100 kg. A eso le sumamos 3 cajas Zarges y una de madera del BAS que saldrían con nosotros. Las cajas y equipos restantes quedarían en el módulo. También tendríamos que cumplir con las obligaciones ambientales de disponer apropiadamente de todos los elementos restantes o remanentes de la expedición. De esta forma, se siguieron todos los protocolos ambientales requeridos y terminó formalmente nuestra aventura Antártica ¡¡¡con el cumplimiento del 100% de lo planeado!!!.

 

con ALE

 

Luego almorzamos unas pizzas y quedamos a la espera de condiciones meteorológicas adecuadas para nuestra extracción vía aérea. El BAS reportaba condiciones cada una hora a su base en Rothera para que autorizaran el despegue. Nosotros también, pero al Glaciar Unión (UG) donde Ross esperaba el vamos para despegar su “Twin”.

 

back at UG

 

A eso de las 16 horas, las condiciones empezaron a mejorar y Glaciar Unión nos informó que a menos que hubiese un deterioro en la visibilidad, despegarían a las 18:00 si bien la visibilidad creciente, el mal contraste era persistente. A eso de las 17:00 se empezaron a ver las montañas en el horizonte al norte, así que Glaciar Unión confirmó el vuelo. Por su parte Nick del BAS reportaba las mismas condiciones, por lo que se autorizó el despegue del Twin desde Rothera. Todo andaba bien, pero a las 19:00 cancelaron el vuelo a nuestra base por mala visibilidad. Nuestros compañeros Británicos tendrán que esperar.

 

Nuestro Twin despegó del Glaciar Unión a pesar de que las condiciones se habían deteriorado un poco, pero Ross, el piloto a cargo de nuestro “twin”, es muy experimentado y no tuvo problemas en hacer el viaje y aterrizar en el lago CECs a las 19:15.

 

Emocionados nos despedimos entre abrazos de Nick y Alex, pues después de semanas tan intensas cada grupo se embarcaría hacia continentes distintos…, nos volveremos a ver pronto.

 

Después de sobrevolar la cordillera Ellsworth, regresamos al Glaciar Unión a eso de las 20:00. Nos recibieron los viejos amigos y después de comer algo, tomamos una necesaria ducha (no nos habíamos bañado en 3 semanas) y luego nos fuimos a acostar.

 

Nuestros compañeros del BAS se quedaron en el Lago CECs, durmiendo en nuestra estación móvil cómodamente, a la espera de que mañana los transporten a Rothera.

 


  

 

Domingo 25 de Diciembre de 2016

 

Antes de reportar nuestras actividades, queremos desearles una feliz navidad a todos nuestros amigos, familiares y compañeros de aventuras. Todos deben saber que los tenemos muy presentes en este día especial.

 

Por primera vez en esta expedición nos levantamos más tarde para tomar un “brunch” cerca del mediodía. Alex y Nick empezaron el embalaje de sus equipos y nosotros los preparativos de la última medición pendiente. A eso de las 13 horas, Felipe y Andrés salieron en una moto a medir en modo cinemático todas las líneas sísmicas, lo que debieron hacer con temperaturas muy bajas, viento de 10 nudos y visión blanca. La tarea terminó a eso de las 16 cuando volvieron definitivamente a nuestra estación móvil. Rodrigo estuvo embalando nuestros equipos y preparando la estación meteorológica para el largo invierno que se viene.

 

cena de navidad low

 

A las 19 cenamos todos juntos y repartimos algunos presentes. El viejo pascuero trajo a Alex un libro de John Le carre en español (el hombre que llegó del frío) y un banderín del CECs con el logo de nuestras expediciones en Antártica Occidental. A Nick le tocó un Jockey del CECs y un banderín igual al de Alex. A nosotros nos tocaron unos dulces.

 

Finalmente Alex sacó un Oporto y después de unos tragos nos fuimos acostar temprano.

 


  

Sábado 24 de Diciembre de 2016

 

Este día comenzó con un desayuno muy temprano con la determinación de terminar en pocas horas la tercera y última línea sísmica que teníamos planificado hacer en esta campaña.

 

Salimos en las dos motos de nieve “skidoos” con trineos. La tercera línea está a una media hora de nuestra estación móvil. Una vez que llegamos ahí, comenzamos la tarea de enterrar los geófonos. Se trata en total de 48 barras de aluminio que los contienen, cada una de las cuales debe ser conectada al cable principal que lleva todas las señales hasta el receptor. Una vez terminada con esta tarea, se produce el pulso y luego el receptor recoge toda la información, después, empieza nuevamente la secuencia de desenterrar, trasladar, enterrar y detonar de nuevo. Esto se repite 16 veces en esta línea (en las anteriores se hizo 24 veces). Sólo nos detuvimos a mitad del camino por unos minutos para tomar algo caliente. En total estuvimos trabajando hasta las 1700 cuando finalmente terminamos las últimas mediciones.

 

Volvimos a nuestra estación móvil y recién ahí nos percatamos que era víspera de Navidad, así que preparamos una cena especial de bistecs con puré y postre de frutillas. Ahí comenzó nuestra pequeña fiesta, cuando Rodrigo sacó un queque navideño que hizo su hermana. Luego Alex también compartió su torta navideña. Ambas estaban muy buenas, aunque un poco secas, Alex sacó un Whisky para humedecerlas, y nosotros para ponernos a la altura dispusimos de un Ron Habana de 7 años que teníamos en nuestro módulo hace tres años, esperando ser abierto para celebrar un éxito como el que hemos tenido en esta expedición. Así que con los destilados europeos y latinos, nos comimos los queques y estuvimos conversando y riendo hasta media noche.

 

En el intertanto Alex pre-procesó los datos que colectamos hoy y pudimos ver de nuevo un excelente perfil libre de errores. Con estos datos completamos la caracterización preliminar del lago subglacial CECs que resultó mucho más interesante de lo que pensábamos.

 


  

Viernes 23 de Diciembre de 2016

 

El solsticio de verano, el día mas largo del hemisferio sur, nos regaló un lindo día. Acá en Antártica durante el verano la luz del día dura 24 horas y hoy, el sol nos iluminó desde su altura máxima sobre el horizonte.

 

Tuvimos una ajetreada jornada preparando la ultima línea de medición que esperamos realizar mañana. La línea C esta compuesta por 17 perforaciones cada una con su respectiva carga. Primero se instalaron las banderas a lo largo de la línea con nuestro sistema GPS. Luego se fueron perforando cada punto de medición, cargando los “boosters” y “triggers”, para finalmente volver a sellar las perforaciones con nieve compacta.

 

Fueron casi 10 horas en terreno, todo salió bien y ahora nos disponemos a dormir para salir a primera hora de mañana para hacer las ultimas mediciones. Esperamos que todo salga bien.

 


  

Jueves 22 de Diciembre de 2016

 

Nuevamente un gran día, sol radiante, helado, con -19ºC, pero sin viento. El bien tiempo nos sigue sonriendo. Desayunamos fuerte y nos preparamos para otro día de acción. Cargamos baterías, verificamos navegadores, llenamos termos y salimos a eso de las 9:00 a la línea B. Se trata de una segunda línea de prospección transversal al lago subglacial CECs, donde esperamos seguir midiendo sus propiedades más fundamentales. La medición comenzó en la sección Sur de la línea B y avanzamos a un ritmo de sondaje de cada 20-30 minutos.

 

Ya trabajamos como una “máquina bien aceitada”, con roles muy específicos y coordinados, “jugamos de memoria” para optimizar los tiempos y hacer la mayor cantidad de mediciones en el menor tiempo posible. La medición contempla 24 sitios donde se deben realizar los sondajes con el fin de medir los retornos desde las el lago CECs.

 

team en pausa sismica low

 

No hubo contratiempos y cuando llevábamos un tercio de la misión paramos unos minutos para tomar algo caliente y comer algo calórico. Los miembros del CECs se pusieron con frutos secos y chocolates, mientras que los del BAS compartieron galletones de avena que combinaron con una pasta de levadura, similar a un producto típico británico llamado “ marmite”, cuyo slogan es “ o la odias o la amas”. Alex sacó también una barra de chocolate casero con nueces hecho por Andy Smith. Era de buen sabor y contenía mucha grasa, ideal para un clima como este. Después de un breve relajo, retomamos el trabajo y continuamos con nuestra tarea mecánica. Cavar la nieve para insertar los geófonos, desplazarse al punto de medición, quedarse parado sin moverse ni hacer ruido por 10 segundos después del pulso y esperar el retorno.

 

Después de confirmar la recepción de datos, Alex da el vamos y volvemos a trabajar, esta vez sacando los geófonos y trasladándolos 240 m a lo largo de la transecta para una nueva medición. La operación es bastante dura, y se hace tediosa por su interminable repetición, pero debe hacerse con sumo cuidado y rigurosidad para evitar errores en los registros. Finalmente, después de 10 horas de trabajo, terminamos la línea y nos volvimos a nuestro base móvil donde nos esperaba un abundante “beef” al curry muy picante. Revisamos los datos en forma preliminar y nuevamente constatamos que son consistentes y fueron capturados sin errores evidentes de medición. Nos fuimos a acostar cansados, pero con la satisfacción y alegría del explorador que está abriéndose paso a lo desconocido, a lo inexplorado. Tenemos la convicción que en estas cruciales jornadas hemos dado los primeros pasos para explorar las entrañas más profundas del lago subglacial CECs.

 


 

Miércoles 21 de Diciembre de 2016

 

Hoy amaneció con un sol esplendoroso, una temperatura agradable de -13ºC y casi sin viento. Después de un desayuno de avena con frutos secos, salimos a trabajar en la Línea B, en tres frentes: Alex y Felipe a perforar, Nick a cargar cada perforación y Rodrigo con Andrés a rellenar cada perforación. Para esta última tarea deben esperar unas 3 horas como mínimo desde de lo contrario la temperatura puede no estar lo suficientemente helada para que la nieve se compacte.

 

perforacion

 

 

La perforación iba muy bien hasta se acabó el combustible, lo que naturalmente produjo un congelamiento de las mangueras del sistema de perforación, por lo que debieron suspender el trabajo, volver al campamento base a descongelar el sistema. Finalmente, el sistema se descongeló, pero como precaución decidimos cambiar la motobomba por el equipo de repuesto. De manera que el contratiempo solo provocó un retraso de algunas horas.

 

Después de rellenar 18 perforaciones, Rodrigo y Andrés volvieron a la base un poco helados, mientras que Felipe y Alex terminaron a eso de las 17:00, para luego de un descanso terminar el relleno de las ultimas perforaciones que recién estaban compactándose. Nick terminó de cargar todos lo puntos .Ya estamos listos para que mañana midamos la línea B completamente.

 

En la noche cenamos un combinado de carne y verduras con puré, para luego irnos a descansar temprano a la espera de la pesada jornada que nos espera mañana.

 


 

 

Martes 20 de Diciembre de 2016

 

Nuestra ventana de buena tiempo se sostiene. Sin descanso después de nuestro “super lunes” - 10 horas continuas de trabajo-, hoy empezamos temprano. Con unos huevos fritos en el cuerpo salimos a trabajar en dos frentes, mientras Felipe y Andrés fueron a medir con GPS e instalar las balizas de la línea B -nuestra próxima meta- para lo cual hicieron el reposicionamiento de los equipos Trimble lo que permitió completar la medición de las 27 balizas, con errores no mayores a 10 cm. Esta medición debe ser muy precisa para que la línea de balizas sea perfectamente recta, de manera que no vaya derivando en azimut con la distancia, con la dificultad adicional, que sólo se divisa una bandera en un radio de 6 km. Finalmente pudimos comprobar que estaban todas en perfecto orden.

 

andres midiendo GPS

 

Por otro lado, Nick y Alex fueron a realizar una prueba de carga superficial para medir refracción en neviza, para luego pasar a desarmar todo el sistema que dejamos ayer en la noche. Rodrigo estuvo trabajando en el módulo haciendo mantención de equipos, residuos y baterías.

 

Nos reagrupamos para un almuerzo rápido, y volvimos a salir a terreno. Esta vez en tres grupos: Alex y Rodrigo fueron a perforar cada una de las balizas que instalamos en la mañana, Nick fue tras Rodrigo y Nick introduciendo las cargas en cada perforación, para que finalmente Felipe con Andrés fueran sellando las perforaciones con nieve, dejándolos listos para su operación.

 

saliendo a perforar2

 

 

Al final del día tuvimos un avance de más de un 60% de la línea B, así que mañana, de continuar las buenas condiciones meteorológicas de hoy -sin viento y temperaturas muy agradables de -15ºC-, deberíamos completar los preparativos de la línea y eventualmente comenzar la medición sísmica propiamente tal, mañana en la tarde.

 

Nos fuimos a dormir después de comer una exquisita pasta con bolognesa.

 


 

Lunes 19 de Diciembre de 2016

 

¡Finalmente llegó nuestra ventana! Hoy amaneció con buenas condiciones meteorológicas después de varios días de espera. Poco viento con nubosidad parcial, el esquivo sol Antártico se asoma repetidamente entre las nubes, y se cuela nuestra estación móvil, tratamos de disfrutar por breves instantes su efecto en nuestras sonrisas.

 

Nos levantamos a las 7:00 am para un desayuno rápido y preparamos todo para un largo día de trabajo, para ello, establecimos una división de tareas estricta, a la que debimos ajustarnos sincronizadamente para terminar las mediciones de la línea A en un solo día.

 

La operación consistió en instalar las dos cadenas de 24 geófonos cada una a una profundidad de 25 cm, luego conectar cada geófono al sistema de recepción y esperar en la forma más quieta posible el pulso de la prospección. Por radio Nick comunica los segundos faltantes, 45, 44, 43 y luego se hace un silencio, hasta que Alex dice a 10 segundos. Todos nos quedamos quietos, inmóviles, casi sin aliento. No se ve nada en superficie, pero se percibe un eco profundo y luego sentimos ligeramente en los pies el paso de la onda. Debemos permanecer quietos unos 10 segundo mientras se graban los datos. Sólo ahí podemos movernos y comenzar la extracción de los 24 geófonos, que en forma inmediata son trasladados 240 m hacia la siguiente línea de medición.

 

esperando el tiro

 

 

Esta tarea al principio es un poco enredada por un sin número de detalles medir, conectar, cavar, insertar, tapar, etc. pero al cabo de un par de mediciones ya tenemos “aceitada la maquinita”, ya jugamos de memoria, y logramos hacer cada pulso en menos de 30 minutos, lo que nos augura un buen día de trabajo de al menos de 12 horas.

 

Gracias a que operamos en forma muy eficiente, estuvimos un poco menos de tiempo en terreno, con sólo dos pausas para comer algo. En total cavamos 600 zanjas lde manera coordinada y mecánica hasta el cansancio con un progresivo su agotamiento.

 

Después de 5 horas recién estábamos llegando a la mitad de la tarea, sin haber parado un segundo. Tomamos un café y comimos unos chocolates sólo para continuar. Cuando faltaban 4 pulsos una de las cargas no funcionó. Pensamos que tendríamos que perforar y hacer todo de nuevo, pero para nuestro alivio, Nick nos advirtió que era un problema de polaridad, así que se resolvió rápidamente.

 

Cuando nos disponíamos hacer la ultima medición, decidimos tomarnos las únicas fotos del día. Llegamos a nuestra querida base móvil a eso de las 21:00 para comer algo que habíamos descongelado en la mañana. Fue una cena rápida porque todos estábamos muy cansados.

 

Nos fuimos a dormir felices con la satisfacción de la tarea hecha. Finalmente después de tanto tiempo de planificación y preparación, al fin tenemos una transecta completa, nítida y, en forma preliminar, con muy buenos datos.

 


 

Domingo 18 de Diciembre de 2016

 

Las condiciones no mejoran y el viento nuevamente no nos permiten llevar a cabo los sondajes sísmicos. Sin embargo, logramos realizar la ultimas perforaciones de la primera línea, los 10 puntos ya están completos, luego que Rodrigo y Felipe fueron rellenándolos uno a uno de nieve. Después de horas de trabajo hemos terminado, ahora sólo nos queda esperar una tregua de buen tiempo.

 

ElUltimodeNosotro rz

 

De acuerdo a los pronósticos, mañana podría ser un día bueno para ello, debido a que poco a poco el viento amaina y la temperatura se eleva ligeramente.

 


 

 

16 y 17 de Diciembre de 2016

 

El viernes 16 despertamos con el silbido del viento Antártico proveniente del Sur, las ráfagas superaban los 24 nudos sumado a una temperatura de -23 C lo que nos hacía experimentar una agradable sensación térmica de -45 a -50 C.

 

A medida que fue avanzando la mañana comenzó a nevar, pese al fuerte viento se fue cubriendo de nubes cada vez más densa con lo cual teníamos sólo visibilidad cercana a 150 m. El viento y la nieve se intensificaron a medida que transcurrían las horas por lo que suspendimos las salidas. Básicamente realizamos tareas de mantención en nuestro campamento. Después a descansar, para estar listos cuando mejores condiciones meteorológicas nos permitan volver a la “carga”.

 

CECs1

 

 

El sábado 17 comenzó con condiciones similares de temperatura y visibilidad, pero el viento disminuyó a unos 16 nudos, lo cual nos permitió salir temprano a perforar y sellar los primeros 13 puntos de nuestra primera línea sísmica e instalar las dos líneas de geófonos.

 

Después de 7 horas de trabajo donde la temperatura no subió de los -20 C disfrutamos de una buena cena con algo de música, como corresponde a un sábado por la noche.

 


 

Jueves 15 de Diciembre de 2016

 

Ayer fue un día difícil. Las condiciones meteorológicas se mantuvieron con viento y frío, escasa visibilidad y nevando. No obstante, decidimos llevar a cabo las primeras pruebas sísmicas en los puntos de prueba. Simplemente se nos van acabando los días para esperar una ventana de buen tiempo.

 

FelipeMoto

 

Pese a las dificultades, anduvimos bastante bien. Fuimos capaces de capturar datos que al ser analizados preliminarmente por Alex, y después de discutirlos con Rodrigo, Andrés y con Andy Smith del BAS en Cambridge (vía iridium), llegamos a la conclusión de que el Lago Subglacial CECs está a una profundidad de 2.600 m (similar a la obtenida por el sondaje de radar en años previos) y que habrían indicios de que sería relativamente profundo, cuestión que deberíamos confirmar al hacer las líneas transversales completas. Estas pruebas nos permitieron definir los tamaños de las cargas y la profundidad óptima para su instalación. Con estos resultados salimos nuevamente a preparar la primera línea de tres, con cargas ubicadas cada 240 m de distancia.

 

AndresPerforando

 

Todos trabajamos muy duro y alcanzamos a completar el 60% de la línea, pero debimos suspender las tareas a eso de las 21:00, exhaustos por el esfuerzo de horas y de la sensación térmica de -40ºC que no daba tregua. Volvimos para refugiarnos en nuestra base móvil. En su interior los 13ºC de temperatura, nos parecían un delicia tropical. Comimos y nos acostamos muy cansados, pero con la seguridad y tranquilidad de que pese al mal tiempo, habíamos probado que los sondajes eran viables.

 

DarkAndres

 

 


 

Miércoles 14 de Diciembre de 2016

 

Hoy nos levantamos temprano con la esperanza de que mejorara el tiempo, pero bastó una breve inspección visual desde nuestra estación móvil, para constatar de que se había deteriorado y que el viento nuevamente nos impediría hacer las pruebas sísmicas. Será para mañana o pasado...

 

Siempre necesitamos adelantar trabajo, para que, cuando llegue nuestra “ventana” de buen tiempo, sacarle el mayor partido a aquellos preciosos días sin viento, esos días de silencio casi total, donde nuestros sensores puedan hacer mediciones sin ruido. Decidimos seguir con las mediciones GPS de balizas instalada en años anteriores, para lo cual Felipe y Andrés salieron en una de las motos de nieve.

 

PreparandoMoto low

 

 

Naturalmente las condiciones no fueron buenas durante las 5 horas de medición, enfrentamos ininterrumpidamente velocidades del viento entre 14 y 20 nudos, con temperaturas de -20C y visión blanca que nos impedían orientarnos sin instrumentos. Un precioso y gran halo alrededor del sol que a ratos nos iluminaba, era la única señal visible de la magnifica desolación en que hacemos nuestro trabajo.

 

Con perseverancia y algo de suerte encontramos y medimos todas las balizas, incluyendo una que el año pasado no habíamos sido capaces de encontrar. Incluso en días como éste, siempre hay algo por lo que alegrarse y celebrar.

 

Halo low

 

Como resultado preliminar de estas mediciones sabemos que se acumularon unos 44 cm de nieve durante el año 2016, valor muy similar al del año pasado.

 

Por su parte, Rodrigo se quedó configurando la AWS, que si bien mide, está transmitiendo con problemas. Alex y Nick se quedaron en el módulo haciendo mantención básica de carga. Nos dormimos temprano, a la espera de nuestra ventana de buen tiempo.

 


 

Martes 13 de Diciembre de 2016

 

Parece que los martes 13 efectivamente traen consigo la mala suerte. Desde temprano teníamos planeado hacer las primeras pruebas sísmicas pero el viento levantó imposibilitándonos continuar con las mediciones. El problema es que los geófonos que se usan para esta tarea son muy sensibles y con un viento de 22 nudos sólo detectarían ruido.

 

Midiendo con viento

 

Sin el favor de lo vientos, nos separamos en dos grupos para aprovechar el día en otras tareas. Alex, Nick y Rodrigo se fueron a hacer pruebas con el radar de fase que diseñaron y que permite ver en detalle la estructura vertical del hielo pero también al comparar mediciones sucesivas con éste instrumento, se puede detectar el derretimiento interior del hielo, al hacer un análisis de fase. Felipe y Andrés por su parte se fueron a hacer mediciones GPS en la red de balizas instaladas en años anteriores en la zona, para lo cual prepararon una moto de nieve y equipo de emergencia.

 

Todo iba bien, hasta que nuevamente el viento aumentó progresivamente hasta que superó los 22 nudos con una temperatura del aire de -18ºC lo que generaba una sensación térmica de aproximadamente -40ºC. Como debíamos operar una Palmtop y los receptores GPS con las manos libres (sin guantes), nos empezó a dar frío y al transitar contra el viento, la cara también se empezaba a congelar.

 

carga

 

Finalmente, después de medir 12 balizas decidimos regresar al campamento base, donde Rodrigo nos esperaba con un almuerzo con Filete Mignon “a la Zamora”. En la tarde las condiciones meteorológicas con fuertes vientos persistieron, así que nos debimos quedar en nuestro módulo bajando datos, leyendo y descansando.

 

Mañana esperamos volver a la carga.

 


 

Lunes 12 de Diciembre de 2016

 

Hoy terminamos de medir con GPS la línea 1 de nuestra misión sísmica. Hicimos varios intentos hasta obtener un resultado óptimo, porque en el proceso de conversión de coordenadas nos dimos cuenta de que las balizas no estaban exactamente a 240 m de distancia, por lo que debimos reajustarlas para calzar las distancias que los geófonos requieren.

 

felipe y andres in the field

 

Alex y Nick colocaron en posición las cargas en los puntos de prueba, debieron perforar nuevamente una de las posiciones que se había tapado con nieve antes de cargarla.

 

En la tarde tuvimos un contacto satelital con nuestro Director Claudio Bunster que estaba junto a todo el personal del CECs celebrando la navidad en nuestra tradicional entrega de “cajas navideñas”. Tuvimos la oportunidad de entregar un saludo y recibimos una alegre y cariñosa ovación en respuesta, así que con ánimos y bríos renovados salimos nuevamente a medir nuestro lago.

 

CECsBAS selfie

 

En la noche cenamos todos juntos como siempre y nos fuimos a dormir temprano.

 


 

Domingo 11 de Diciembre de 2016

 

Hoy nos levantamos un poco más tarde para tomar desayuno a eso de las 8:30. Decidimos empezar más tarde porque el tiempo en las mañanas es ventoso y tiende a mejorar en las tardes. Hoy, sin embargo, el viento empeoró en la tarde bajando sensiblemente las temperaturas.

 

andres y felipe midiendo GPS

 

En la mañana comenzamos nuestro aprendizaje del sistema de perforación del BAS, para lo cual, Alex nos instruyó en el uso del taladro de vapor de agua. El equipo completo pesa varios cientos de kilos y está compuesto por un generador, una bomba de agua, un boiler, una manguera de 30 m, un tanque de agua, combustible de aviación, gasolina, anticongelante, etc.

 

alex ensenando sistema perforacion

 

El sistema es bastante sencillo, pero no resulta trivial operarlo, así que nos pasamos varias horas aprendiendo. Al final de la mañana perforamos 4 hoyos de 30 m donde se realizarán algunas pruebas de carga. En la tarde, hicimos el replanteo de la primera línea de medición sísmica, para lo cual usamos 2 receptores Trimble en modo RTK. El proceso anduvo bien, pero no alcanzamos a medir todas las balizas.

 

El frío y el viento nos persuadieron sobre la prudencia de volver a base, a eso de las 20:00 lo logramos medio congelados. Después cenamos un rico estofado de salmón y nos fuimos a dormir a las 22:00.

 


 

Sábado 10 de Diciembre de 2016

 

Hoy amaneció nublado y con visión blanca. Nos levantamos a las 7:00 para desayunar y comenzar el día temprano, pero debido al viento, y el poco contraste sumado a una temperatura de -18ºC, hacían desaconsejable salir a terreno. Esperaremos.

 

felipe y andres instalando balizas

 

A pesar de que no se veía mucho, seguimos los preparativos de equipos para nuestras mediciones; Alex y Nick armaron el taladro de vapor de agua, y Felipe con Andrés prepararon los receptores GPS para mediciones RTK (Real Time Kinematic). Rodrigo estuvo lidiando con los problemas de transmisión de datos de la AWS.

 

Midiendo con RTK

 

Almorzamos unas buenas pizzas y en la tarde salimos a instalar las primeras balizas para una prueba de profundidad de perforación e instalación de boosters. Aproximarse a dichos puntos no fue fácil, porque debimos replantearnos las posiciones con precisión de centímetros, lo que con viento y bajas temperaturas es un bastante complicado. En todo caso, las mediciones salieron bien y estamos listos para que mañana empecemos las perforaciones.

 

Volvimos al campamento base a eso de las 20:00 PM y comimos un buen estofado de cordero menos Rodrigo, que se maltrató con un kilo de salmón.

 


 

Viernes 09 de Diciembre de 2016

 

Hoy ha sido un gran día, pese a que partimos con información contradictoria, pues no teníamos claro cuando nos reuniríamos con nuestros compañeros del BAS. En la mañana logramos contactarnos con Union Glacier vía iridium y confirmamos que la carga del BAS había llegado ayer sin novedad desde Punta Arenas, después de un trabajoso viaje desde Inglaterra.

 

rodrigo configura aws

 

El material logístico y el equipamiento científico ya estaba a la espera de ser embarcada en dirección al Lago CECs. La información primaria era que sería trasladada desde ahí en un Twin del BAS que venía desde el Polo Sur. Luego, a mediodía se nos informó que todo se había adelantado y que el Twin Otter del BAS se iría directo al Glaciar Rutford, a buscar a Alex y Nick, para traerlos hasta el lago CECs.

 

Twin Otter del BAS en SLCECs

 

Ya preparados para recibirá nuestros compañeros, y a eso de las 15:30 divisamos el avión rojo del BAS que sobrevoló nuestro campamento aterrizó suavemente en la pista preparada el día anterior por David y su tractor Pistebully. Aterrizaron el piloto, un tripulante, un logístico y Alex Brisbourne, el glaciólogo del BAS que estará a cargo de las mediciones sísmicas.

 

Venían con mucho equipo de campamento, pero quedaron impresionados y felices al conocer nuestra base movil, equipada con dos módulos habitacionales con un total de 10 camas, incluyendo cocina, baños, ducha, “no será necesario que armemos carpas”, nos comentaron jubilosos.

 

Los recibimos con la “Unión Jack” al tope de asta, junto a la “Estrella Solitaria” de nuestro pabellón patrio y la bandera del CECs flanqueada por nuestro a su tótem valdiviano. Atrás, un banner decía “Welcome to SLCECs”. Fue alegre y emocionante ver como tantos meses de arduo trabajo se consolidaban mágicamente en tan pocos minutos.

 

SLCECs team 

El twin despegó hacia Union Glacier desde donde después de unas horas trasladó toda la carga restante del BAS, compuesta por 23 cajas “Zarges”, todas ellas con el mandante “Rivera/Smith”. Todo estábamos emocionados y les llamó mucho la atención que a pesar de todos los avatares acaecidos, seguíamos firmes “on schedule”.

 

Finalmente, nos dimos un “banquete” de bienvenida con nuestros socios británicos, quienes no dejaban de impresionarse por la fruta fresca y otras exquisiteces como huevos, alimentos que no habían visto en los últimos dos meses de acampar sobre el hielo. No dejaban de maravillarse por los colores de la comida; son muy diversos dijo Nick, pelando una naranja con una amplia sonrisa en su cara.

 

Así, siendo las 22:00 nos fuimos a dormir para comenzar mañana el trabajo duro al que vinimos.


 


 

Jueves 08 de Diciembre de 2016

 

Hoy despertamos en el Lago subglacial CECs. Llegamos a nuestro destino con un muy buen tiempo atmosférico. Nos levantamos con una linda vista al Vinson Massif y otros cerros de los Ellsworth. Desayunamos café y panqueques preparados por Andrés.

 

Luego nos dividimos el trabajo; Andy y David se preocuparon de las motos de nieve y de preparar una pista de aterrizaje para el Twin Otter del BAS que esperamos arribe mañana. Empezamos a apalear la nieve de la estación meteorológica, que tenía sus sensores a medio metro de altura sobre la superficie, lo que implica una acumulación de unos 20 cm de agua en el último año.

 

AWS en SLC

 

La nieve estaba bastante dura, pero luego de un par de horas de trabajo logramos sacar las cajas con baterías que habían dejado de funcionar en julio 2016, durante la noche Antártica. Luego empezamos a cavar a mayor profundidad para sacar la estructura de la AWS para su reinstalación en superficie. La torre de la AWS tiene 2 m de altura, pero debajo de ella, hay una lanza de 3m más, que le dio soporte durante el inclemente invierno.

 

Bajamos todos los datos de la AWS y medimos una temperatura del aire de -18 grados Celsius. Fue relativamente fácil sacar la torre, pero la lanza nos costó mucho, hasta que David hizo un sistema de poleas con el que la sacamos. Debimos volver a instalarla, esta vez en superficie, lo que fue otro desafío que requirió mucho esfuerzo, entre todos levantamos la torre de unos 200 kg con los sensores y la atornillamos a la lanza. 

 

napoleni y caida de AWS

 

Con estas tareas terminadas, nos fuimos a cenar y luego a un merecido descanso.

 


 

Miércoles 07 de Diciembre de 2016

 

Nos despertamos temprano en la mañana para tomar desayuno. Mike Sharp y Seth, un geofísico a cargo de GPR en ALE, llegaron en 2 motos Scandik para preparar el cruce del Hewette path. Con dos motos y todos los equipos de montaña necesarios reconocen la ruta y verifican que los puentes de nieve sean profundos para el paso de los tractores.

 

Andres Mike and safety team

 

Las dos motos subieron con el tractor de Eddy, y al cabo de media hora volvieron sin novedad. Luego de la inscpección en seguridad de la ruta realizamos el cruce sin novedad, y en la parte alta desconectamos nuestro módulo y trineo para que los dos tractores pudieran bajar a buscar el resto del convoy. 

 

Una vez arriba del paso, nos juntamos todos, nos tomamos un café y nos despedimos de Eddy, Will, Mike y Seth que volvieron en sus motos y tractor. Desde ahí comenzamos la segunda parte de la travesía hasta el lago CECs, ubicado a unos 80 km, lo que nos tomará unas 10 horas de viaje.

 

En la tarde hicimos un alto para cenar y apreciar la escena típica del plateau, con un horizonte blanco en 360 grados, con sólo unos pocos picachos de roca (nunataks) que aparecen en lontananza.

 

Finalmente, llegamos sin novedad al lago a medianoche donde estacionamos junto a la estación meteorológica y GPS que instalamos en el año 2015.

 


 

Martes 06 de Diciembre de 2016

 

Hoy comenzamos el día con un muy buen desayuno de frutas y huevos. Luego terminamos los preparativos de nuestra próxima travesía y atrincamos la carga para el viaje. Con buenos augurios nos despidieron del campamento base, a quienes no veremos hasta la próxima navidad. 

 

Seguiremos la ruta diseñada por el CECs el año 2010, con algunas pequeñas variantes debido al tipo de carga que llevamos ahora.

 

El convoy está compuesto por un Pisten Bully 350 manejado por Eddy, nuestro viejo amigo Maorí que nos ha acompañado en innumerables expediciones, y Will, también de ALE, que está a cargo de llevar el módulo de cocina/baño y la caja con los boosters.

 

along the path

 

Un segundo tractor, Camoplast BR3, manejado por David, un geólogo que trabaja para ALE y Andy, y un montañista británico nos acompañará hasta el paso Hewett, llevando consigo el módulo CECs 1 (donde va Rodrigo, Felipe y Andrés) y un trineo Lehmann donde van las 2 motos de nieve y el resto de la carga necesaria para prospección sísmica.

 

Encontramos la ruta en buenas condiciones, con nieve fresca en la mayor parte, excepto en la zona de hielo azul, donde el paso de los trineos fue bastante duro. Después de 10 horas, llegamos a la base del Hewette Path, un valle glacial angosto con una geología fantástica de rocas metamórficas plegadas, que permite el cruce final de los Ellsworth para llegar al plateau antártico.

 

upper hewitte path

 

Este valle fue mapeado por primera vez con imágenes de satélite por el CECs y reconocido por tierra por nuestro amigo Tim Hewitt el 2009. Este ruta tiene algunas grietas detectadas por nuestro GPR en años anteriores, pero que es posible cruzarlas gracias con las maniobras adecuadas. Este año sin embargo, detectaron que una de las grietas estaba más abierta, por lo que debimos cambiar un poco la ruta para evitar problemas.

 

Alojamos sin novedad en este lugar después de cenar.

 


 

Lunes 05 de Diciembre de 2016

 

Iniciamos el día con muy buen tiempo, despejado y sin viento. Luego seguimos preparando el módulo para la travesía, tuvimos una reunión de discusión científica con el equipo del proyecto Polnet y luego una de operaciones con el personal del British Antarctic Survey (BAS).

 

Polnet y CECs1

 

Instalamos un GPS en roca que nos servirá de base para todas las mediciones de la travesía y terminamos la preparación de los equipos científicos y materiales para la campaña.

 

instalando GPS

 

En la tarde cenamos cordero y frutas frescas. En la noche Felipe salió a trotar, Rodrigo vio el partido de Chile-Uruguay junto al personal de ALE que los esperaba hace días y Andrés se quedó leyendo un libro de Le Carré.

 


 

Domingo 04 de Diciembre de 2016

 

Hoy comenzó nuestra nueva expedición Antártica integrada por Rodrigo Zamora, Felipe Napoleoni y Andrés Rivera.

 

Este año el objetivo principal es estudiar en detalle la profundidad del lago subglacial CECs, la presencia de sedimentos en su base y las características subglaciares de su entorno. Para eso, llevaremos a cabo mediciones GPS y sísmicas con 2 miembros del British Antarctic Survey (BAS) que llegarán vía aérea al Lago CECs provenientes desde el Glaciar Rutford, después de que nosotros nos hayamos desplazados a ese lugar por vía terrestre desde el Glaciar Union. Allí permaneceremos por 2-3 semanas.

 

arrival1

 

Despegamos desde Punta Arenas a las 10:30 en un avión IIiushyin IL76 (avión de carga de la era soviética) que después de volar 4.5 horas arribó al Glaciar Unión (79.7ºS) donde aterrizamos sin novedad sobre la pista de hielo azul.

 

Junto a nosotros viajó un equipo de filmación coreano y un grupo de científicos encabezados por Bob Smoley del proyecto Polnet.

 

Modulo CECs1

 

Una vez aterrizados, nos desplazamos hasta nuestra estación de investigación antártica móvil CECs 1, donde alojaremos durante las próximas 3 semanas. Nuestro módulo está compuesto por 6 camas, baño, y espacio de trabajo y alimentación. El módulo se encontraba en buenas condiciones, sólo con un poco de hielo en su interior. Encendimos el sistema de calefacción, así como el sistema eléctrico, quedando completamente operacional para nuestra próxima travesía.

 

preparando modulo

 

Al final del día comimos una extraordinaria cena preparada por el Chef de la base y nos fuimos a dormir.