Noticias

cecs_frontis

 
El Centro de Estudios Científicos (CECs) es una corporación de derecho privado, sin fines de lucro, dedicada al desarrollo, fomento y difusión de la investigación científica. El CECs fue fundado en 1984 como el Centro de Estudios Científicos de Santiago, y ha sido dirigido desde entonces por el físico Claudio Bunster.

 



Expedición Campos de Hielo Sur 2017 PDF Imprimir Correo electrónico
 
 

 

21 y 22 de Octubre de 2017

 

Después del atareado día de evacuación, pudimos descansar un poco y dormir en camas con sábanas del Hostal El Mosco de Villa O’Higgins. El tiempo estuvo lluvioso y cerrado de nubosidad, condiciones que nos impidieron volar a Campos de Hielo Sur. Ocupamos el tiempo en ordenar y limpiar nuestros equipos, los que quedaron bastante a mal traer después de casi tres semanas en terreno. En la noche cenamos un asado de costilla de vaquilla y disfrutamos de la hospitalidad de “Fili”, nuestra casera.

 


 

20 de octubre de 2017

 

Hoy amaneció con muy buenas condiciones meteorológicas. Prácticamente no hubo nubosidad ni viento, así que muy temprano comenzó la operación de evacuación del campamento base del Glaciar O’Higgins. Desarmamos el campamento y preparamos toda la carga, en particular la embarcación "CECs 2" que quedó lista para su transporte vía helicóptero hasta Villa O’Higgins. Una vez que el Helicóptero aterrizó se planificaron los vuelos y comenzó la operación que duró casi 10 horas en total.

 

foto1

 

A mediodía el viento comenzó a aumentar, así que parte de nuestro personal fue transportado a la Península del lago Chico, mientras que el resto quedó a la espera en el campo base. El “helo” enganchó y levantó la embarcación con algunas dificultades, pero finalmente pudo llevársela en tres etapas hasta Villa O’Higgins. Al final del día, todo el personal y carga fue exitosamente evacuado, concluyendo la parte principal de nuestra expedición. Ahora nos falta esperar mejores condiciones meteorológicas para hacer mediciones de radar “LiDAR” y otras tareas pendientes en el “plateau” central de Campos de Hielo Sur.

 


 

19 de Octubre de 2017

 

Hoy según el pronóstico del tiempo, esperábamos condiciones meteorológicas más difíciles. Sin embargo, si bien resultó ser un día con mucha nubosidad, los vientos habían cedido significativamente. Una oportunidad que no dejaríamos pasar, por lo que salimos al romper el alba para tener un excelente día: aproximadamente 11 horas midiendo en forma continua el oleaje, que al ser suave, nos permitió trabajar hasta casi el final del día.

 

Completamos batimetría en casi toda la zona de estudio y realizamos más de nueve mediciones de temperatura, profundidad, conductividad, densidad y prueba de turbiedad del agua. Además tomamos todas las muestras de agua planificadas, incluyendo algunas de gran profundidad.

 

Finalmente usamos nuestra cámara y llegamos con ella hasta el fondo del lago a 500mts de profundidad. Pudimos observar una gran cantidad de sedimentos y apreciar parte de las características del fondo. Todos nuestros equipos y sistemas incluyendo la cámara funcionaron a la perfección.

 

Durante las operaciones lacustres recibimos la visita de la embarcación de la Armada de Chile. Ellos realizan un viaje de inspección por el Lago una vez a la semana. Después de verificar nuestros permisos, todos los cuales estaban en orden, se despidieron deseándonos éxito en nuestro trabajo. En la noche regresamos a nuestro campamento con la satisfacción de haber cumplido casi todas las mediciones planificadas.

 


 

18 de Octubre de 2017

 

Amaneció con nubosidad parcial, pero una vez más, con vientos persistentes y fuertes que no nos permitieron salir a realizar mediciones al lago. Disfrutamos de un poco de sol después de tantos días de lluvia, mientras estábamos atentos a los cambios del viento y las condiciones del lago para aprovechar la mínima oportunidad que nos pudiese regalar la naturaleza. Sin embargo, las olas nunca lo permitieron.

 


   

16 de Octubre de 2017

 

Ayer se mantuvieron las condiciones meteorológicas adversas, con viento y chubascos. Sin embargo, logramos realizar mediciones durante la mañana al Lago O’Higgins, donde estuvimos unas tres horas midiendo batimetría y temperatura del agua en profundidad. Luego debimos cancelar la operación por los fuertes vientos Retornamos al campamento donde nos esperaban con un almuerzo contundente. El resto del día se mantuvo cubierto y lluvioso, incrementándose hacia la noche.

 


   

14 de Octubre de 2017

 

A pesar del mal tiempo, pudimos trasladar la lancha “CECs 2” desde donde las marejadas producidas por la fractura del frente del glaciar O’Higgins la habían dejado hace algunos días, casi dos metros sobre la cota normal del lago. La embarcación estaba en buen estado y milagrosamente no sufrió daños de importancia. Después de mucho esfuerzo y frío pudimos devolverla al lago, donde usamos amarras dobles para hacer frente a un eventual nuevo episodio de desprendimiento glaciar.

 

El domingo 15 volvimos a navegar y realizar algunas mediciones debido a que el tiempo pareció normalizarse, pero tuvimos que regresar rápidamente por el fuerte viento. No deja de sorprendernos la rapidez con que las condiciones meteorológicas pueden cambiar en estos parajes, pues en tan sólo minutos se puede configurar una situación de riesgo severo. En los últimos días no se han desprendido nuevas partes del frente del glaciar y el equipo de expedicionarios sigue con la moral alta, esperando con paciencia la próxima ventana de buen tiempo.

 


   

13 de Octubre de 2017

 

Las condiciones meteorológicas siguen inestables con fuertes ráfagas de viento que superan los 100 km por hora y que han azotado sin tregua a nuestro campamento y el lago. Ha estado lloviendo en forma intermitente todos los días, con el cielo entre parcial y totalmente cubierto. Con estas condiciones no hemos podido operar o hacer mediciones con normalidad.

 


   

12 de Octubre de 2017

 

Hoy amaneció parcial y cubierto con fuertes vientos. Esa condición se mantuvo por todo el transcurso del día, pero empeoró hacia la noche. Nuevamente nos impidió operar, por lo que nos mantuvimos en el campamento base todo el día. En la noche el viento y las condiciones adversas se intensificaron.

 

Una vez acostados en nuestras carpas, alrededor de las 23:30 horas de la noche, sentimos una serie de estruendos muy fuertes. No sabíamos si era el viento que rugía en las montañas y bosques o era el glaciar. Salimos a ver qué sucedía. Las olas eran enormes, bajamos corriendo a la playa y el lago O’Higgins se había convertido en un mar, con olas que subían y bajaban varios metros y rompían con fuerza sobre la costa, sacudiendo a "Lady Paty" (nuestro Zodiac) y a la "CECs 2". La furia del oleaje cortó varias amarras y la lancha quedó varada en la playa varios metros sobre el nivel del lago, mientras que la "Lady Paty" quedó navegando a la deriva. Finalmente logramos rescatar y asegurar esta última nuevamente.

 

Pasada la medianoche, y con la situación bajo control, volvimos al campamento base a dormir. Los fuertes vientos nos acompañaron sin tregua durante toda la noche.

 


   

11 de Octubre de 2017

 

Después de un buen descanso y luego de todas las actividades que realizamos ayer en el “plateau”, estábamos más recuperados de la derrota de nuestra selección. Amanecimos temprano, pero las condiciones meteorológicas no nos permitieron trabajar. Hemos tenido mucha lluvia y vientos fuertes con ráfagas muy violentas que se han mantenido todo el día, pero a pesar que la nubosidad y visibilidad son aceptables, las condiciones del viento no nos permiten navegar y operar en el lago.

 

Esperamos que el viento amaine para poder continuar realizando nuestras mediciones batimétricas. Por ahora paciencia.

 


   

10 de Octubre de 2017

 

Hoy amaneció por primera vez desde el principio de nuestra expedición con condiciones meteorológicas óptimas: completamente despejado, cielo azul y sin viento.

 

Iniciamos las operaciones muy temprano, con nuestro helicóptero transportando tres tambores de combustible hasta el campamento base. Desde ahí subimos hasta el “plateau” de Campos de Hielos donde constatamos que las estructuras instaladas por el CECs estaban todas en perfectas condiciones. Se “bajaron” datos, se hizo mantenimiento de equipos de medición y se instaló una estación GPS fija en la torre.

 

Luego se visitaron las estaciones y cámaras fotográficas del Glaciar Chico, éstas cámaras estuvieron operando por varios meses y una hasta el día de hoy. Finalmente se instaló una nueva estación GPS en Gorra Blanca.

 

Después de varias horas de trabajo intenso, comenzó a ingresar nubosidad en altura en el “plateau”, por lo que decidimos terminar la jornada. Todos los integrantes de la expedición nos encontramos en el Campamento Base a eso de las 18 hrs, felices y agradecidos del buen tiempo. Hasta ese momento era un día glorioso.

 

En la noche sólo se pudo escuchar parcialmente el partido entre Chile y Brasil gracias a una radio argentina y ocasionalmente una chilena, por lo que sufrimos la derrota al igual que todos.

 


   

07 al 09 de Octubre de 2017

 

Durante el fin de semana largo las condiciones meteorológicas se han mantenido inestables; temperaturas muy bajas, lluvia, nieve y vientos que a ratos presentan ráfagas muy fuertes…

 

Si bien las condiciones no son las mejores, hemos operado en el lago de manera intermitente haciendo mediciones de batimetría frente al Glaciar O’Higgins, tomando algunas precauciones de seguridad adicionales. Falta todavía medir sectores donde se encuentran témpanos abandonados por el glaciar luego del evento de ruptura de mayo pasado.

 

Ayer (lunes 09/10) mientras estábamos realizando nuestras mediciones, hubo un desprendimiento significativo en el Glaciar O’Higgins que produjo olas muy grandes en lago. Rápidamente se formó una capa de hielos pequeños coronados por tres témpanos muy grandes recién eyectados. Como medíamos a una distancia prudente del frente del glaciar, nunca estuvimos expuestos a un riesgo evidente, pero sin embargo, fue un recordatorio elocuente de la tremenda fuerza natural del Glaciar O’Higgins, y del hecho de que éste sigue mostrando signos de inestabilidad frontal. Más tarde tuvimos que regresar porque las condiciones meteorológicas empeoraron con la lluvia y un viento que rápidamente avivó el oleaje del lago.

 


   

05 de octubre de 2017

 

Amaneció con fuertes ráfagas de viento principalmente desde el sur, acompañada de lloviznas y algunos nevazones. Las ráfagas de viento fueron bastante fuertes, pero las carpas y todo el equipo expedicionario resistió muy bien la noche.

 

Pudimos operar en el Lago O’Higgins pero sólo en las proximidades del Campamento Base. Se hizo una prueba de navegación y también se revisaron todos los sistemas de medición en nuestra lancha, la “CECs 2”. Lamentablemente durante el día fuertes vientos no dieron tregua por lo que debimos desistir de realizar mediciones por razones de seguridad.

 

Lo más interesante de la jornada fue que nos encontramos con huellas de un zorro que vino a husmear en nuestro campamento, por lo que tenemos compañía.

 

En la noche logramos sintonizar una radio chilena y a ratos una argentina, por lo que pudimos escuchar el partido de Chile pese a la interferencia. Así que, desde este rincón del país también se celebraron los goles de Eduardo Vargas y Alexis Sánchez.

 


   

04 de octubre de 2017

 

Hemos establecido campamento base a orillas del Lago O’Higgins. Bajamos la cámara instalada frente al Glaciar O’Higgins, que operó correctamente hasta junio de 2017, cuyo sistema recolectó fotos en forma continua por casi un año. Por la secuencia de las fotos pudimos ver el movimiento y flujo del Glaciar O’Higgins del último año y parte del colapso de mayo del 2017.

 

Hoy también preparamos los equipos y el track de navegación para nuestras embarcaciones “CECs 2” y “Lady Paty”. Ambas están 100% operativas en espera que mejoren las condiciones meteorológicas y estamos todos en perfectas condiciones, con espíritu en alto.

 


   

03 de Octubre de 2017.

 

El día amaneció cubierto y con viento pero el pronóstico auguraba condiciones básicas para volar al en el Glaciar O'Higgins. Se organizaron los vuelos a la espera que amaneciera y decidimos comenzar las operaciones a las 09 hrs.

 

En el primer vuelo viajaron Alejandro, Rodrigo y Andrés junto con nuestro equipamiento personal hasta el campamento base frente al Glaciar O'Higgins. El vuelo tomó 35 minutos y durante éste se constató que el glaciar había perdido una gran cantidad de masa en forma de témpanos, así como también había retrocedido significativamente, lo que ya habíamos observado anteriormente con imágenes satelitales. Aterrizamos sin novedad y comenzamos a armar el campamento. Luego se hizo un segundo vuelo con carga colgante y en un tercer vuelo viajaron Jonathan y Carlos.

 

El cuarto vuelo de carga debió enfrentar vientos cruzados y algo de turbulencia, lo que nos obligó a revisar los pronósticos y condiciones meteorológicas. Debido a que las condiciones de seguridad lo permitían, se dispuso el traslado de nuestra lancha (CECs 2) en un quinto vuelo, a 8.000 pies de altura en un vuelo directo y complejo para evitar la mayor parte de la turbulencia. Se llegó a destino (orilla Glaciar O'Higgins) sin novedad a las 16:30hrs. En el agua esperaban la lancha Andrés y Jonathan Oberreuter provistos de trajes especiales, para recibir a nuestra “lancha voladora” CECs2.

 

Con un último vuelo de carga se dio por finalizada la operación y pudimos hacer una navegación de prueba con la lancha CECs 2. En la noche cenamos en abundancia luego de un arduo día de trabajo. Mañana se realizará instalaciones de equipos científicos y esperamos iniciar primera las mediciones.

 


  

Villa O’Higgins, 02 de Octubre de 2017.

 

Hemos comenzado una nueva campaña patagónica. Después de un año y 3 meses, volvemos al Campo de Hielo Sur (CHS). Esta vez nos concentraremos en la parte norte del CHS, particularmente en el Glaciar Jorge Montt, O’Higgins y Chico. El equipo está compuesto por 6 exploradores: Jonathan Garcés, Carlos Fouilloux, Jonathan Oberreuter, Andrés Rivera, Alejandro Silva y Rodrigo Zamora, y el objetivo principal es llevar a cabo numerosas mediciones estipuladas en un nuevo proyecto FONDECYT que busca estudiar el rol del derretimiento subacuático en la dinámica de los glaciares desprendentes del CHS. Este proyecto es la continuación de trabajos previos del CECs que incluyeron la instalación de receptores GPS, estaciones meteorológicas, cámaras fotográficas, bases glaciológicas y sensores de presión de agua en la zona.

 

expedicion2017

Foto: Rodrigo Zamora

 

En esta campaña esperamos obtener una gran cantidad de datos, midiendo el lago más profundo de Chile con nuestros nuevos sistemas batimétricos. Contaremos con el apoyo de la Empresa SumaAir y su helicóptero B3 en una expedición que partió de Valdivia el 22 de septiembre cuando mandamos un camión rampa con cerca de 1.5 toneladas de carga, incluyendo nuestra embarcación CECs 2, el Zodiac Lady Paty, el LiDAR CAMS, baterías, estructuras, comida, herramientas, polines, balizas, etc. La carga llegó a Villa O’Higgins el 28 de septiembre sin grandes novedades. Sólo quedó medio empantanado en una curva cerrada entre Río Bravo y Villa O’Higgins. El 29 de septiembre llegó también sin novedad el camión de combustible de SumaAir que partió de Santiago el 20 de septiembre manejado por Rodolfo. El equipo de exploradores llegó a Villa O’Higgins el 30 de septiembre según lo planificado.

 

Nos alojamos en la hostal los Moscos donde Fili. Nuestra casera de costumbre nos recibió con ricas galletas caseras y un té de cardamomo especial para Rodrigo. En la noche cenamos en el restaurante Los Patagones de Alfonso, nuestro lugar acostumbrado para cenas, almuerzos y asados. El 1 de octubre llegó el helicóptero B3 piloteado por Erik y con Jorge, su mecánico, otros viejos amigos con los que hemos operado en numerosas ocasiones en esta zona.

 

El 2 de octubre ordenamos las cargas y nos preparamos para la primera prueba de la expedición; el traslado de nuestra embarcación vía aérea hasta el glaciar O’Higgins. A diferencia del año pasado, esta vez quisimos evitar el tránsito del “CECs 2” por las tempestuosas aguas del lago O’Higgins, así que planeamos su traslado como carga colgante. El problema es el peso de la embarcación, con su motor y carro. La primera estimación, es que sin otros accesorios, el peso total sería de aproximadamente 900 kg. A la altura del lago (250 m sobre el nivel del mar), se supone que el B3 no tendría problemas en levantarlo, pero nunca se sabe cómo puede ser la aerodinámica de la lancha una vez que está colgando y si el helicóptero tendrá la potencia para hacerlo. Organizamos toda la carga en la pista de aterrizaje. Se analizaron en detalle los puntos duros de fijación del carro y después de ver varias alternativas, Jorge y Erik decidieron levantar la lancha con eslingas de largo distinto, para que la popa, que es más pesada por el motor, no quedara muy inclinada con respecto a la proa. Después de ajustar los largos y hacer un briefing, se echaron a andar los motores y comenzó la prueba. El Helo se desplazó lentamente hasta quedar unos 20 m sobre la lancha, con un cable que termina en un gancho, que fue tomado por Jorge quien lo enganchó a las eslingas amarradas al bote. Luego nos alejamos todos y el helo empezó lentamente a jalar. Pensábamos que sería muy difícil, pue había unos 10-15 nudos de viento, pero Erik estaba confiado en que lo podría hacer. La alternativa era difícil, sacar el carro, sacar el motor, en fin… Después de unos segundos, la embarcación se empezó a mover y el B3 aumentando la potencia, empezó a levantar la embarcación. La emoción era grande y las expectativas muchas. La tensión se sentía en el ambiente. Varios estaban filmando el evento; no sólo de nuestro team, sino también desde el pueblo, desde donde salieron en varias camionetas a ver el espectáculo. Muchos se pararon sobre sus autos a ver si el helo se la podía o no. Imaginamos que algunos auguraban un fiasco y su fama al publicarlo, pero el helicóptero siguió subiendo y la lancha se inclinó un poco como se esperaba pero se estabilizó, lo que permitió su izamiento unos 20 m sobre la superficie hasta que el B3 se desplazó sobre la pista del aeródromo. Volvió al lugar de despegue y suavemente bajó hasta que el carro tocó tierra y el helo soltó el gancho terminando con éxito la operación. Todo salió bien así que quedamos felices con la prueba. ¡Al final el peso levantado fue de 930 kg!

 

 

Nos presentamos a la Armada, que después de chequear nuestros papeles y verificar que nuestra embarcación tenía todo en regla, nos dio el permiso de zarpe. Así, sólo nos queda velar las armas, para que mañana sea el día y podamos despegar hasta las proximidades del gran Glaciar O’Higgins, cuyo frente está maltrecho debido a que sufrió un desprendimiento de 2 km² de hielo en julio, el más grande desde la década de los 70. Veremos que hay debajo de la zona colapsada, siendo la primera vez que alguien se meta ahí y mida las entrañas del lecho abandonado por el hielo.